La principal función de los aislamientos térmicos en Huesca es la de garantizar la seguridad de las instalaciones industriales reduciendo la pérdida de calor. De forma paralela, su presencia contribuye a incrementar la sostenibilidad de cuantos procesos se realicen.

Aunque puede pensarse que los sistemas de aislamientos térmicos en Huesca apenas requieren tareas de mantenimiento, es importante que, periódicamente sean sometidos a un proceso de revisión pues, con el paso del tiempo, los materiales aislantes pueden perder parte de su capacidad debido al estrés térmico al que son sometidos. El degaste prematuro, debido a múltiples y diferentes causas puede ser detectado en tareas de mantenimiento preventivo. Así, por ejemplo, las fugas en válvulas, juntas o tuberías  pueden incrementar los niveles de humedad hasta rebasar la capacidad de tolerancia de los elementos aislantes haciéndoles perder parte de su eficacia por lo que deberían ser substituidos en el menor plazo posible.

Siempre se deben realizar tareas de mantenimiento y revisión después de reparar sistemas mecánicos como puede ser una tubería u otra conducción. Puede que en los trabajos se haya dañado parte de los sistemas termoaislantes. En tal caso se deben reemplazar, con especial cuidado de no remover los ya existentes. Cada cierto periodo de tiempo debes realizar inspecciones para comprobar si hay arrugas o deformaciones en las juntas de expansión, o si hubiera zonas sin aislamiento, roturas en el sistema de vapor o daños generales debido al trabajo del propio personal o la maquinaria. 

Los técnicos de Aislamientos Visalca revisan tus equipos para garantizar el perfecto aislamiento de las instalaciones industriales.