Como empresa de referencia en el sector de aislamientos térmicos, queremos hablarte en esta entrada del blog acerca de uno de los materiales más usados en esto tipo de tareas: la lana de roca.

Los aislamientos térmicos son fundamentales en casas y establecimiento de diferentes tipos para que no se produzcan pérdidas de calor en invierno y de frío en verano. Para garantizar su eficacia, lo recomendable es encargar las tareas a profesionales con la suficiente experiencia.

Para trabajos de aislamientos térmicos de calidad, se puede escoger entre una gran variedad de materiales en función de las necesidades de cada inmueble. Uno de los más eficaces y populares es la lana de roca, que se fabrica mediante la fusión de piedras basálticas.

La lana de roca no es únicamente un gran aislante térmico, sino que también es realmente eficaz en las labores de aislamiento acústico e insonorización. También es muy usado para los proyectos de protección contra incendios.

¿Dónde se suelen poner las planchas de lana de roca? Desde las fachadas hasta los techos, pero también en los conductos de ventilación, las medianeras y las azoteas. Entre sus puntos positivos, hay que mencionar la facilidad y rapidez de montaje.

Gracias a las tareas de aislamientos térmicos, se consigue hacer un uso más eficiente de la calefacción y de los aparatos de aire acondicionado. Al poner solución a las pérdidas de calor y de frío, se lograr ahorrar en las facturas energéticas.

Si quieres contactar con una empresa experta en aislamiento, no dudes en llamar a Aislamientos Visalca.