Como expertos en aislamientos térmicos industriales, nos gustaría aprovechar este espacio para contarte qué tipo de materiales son los más utilizados para llevar a cabo este tipo de aislamientos. No podemos olvidar que la protección que requieren las fábricas y naves industriales dista mucho de la que necesita una vivienda, de ahí que los materiales que se utilicen para ello, reunan una serie de propiedades específicas.

Cuando vamos a realizar la instalación de aislamientos térmicos en espacios donde tienen lugares actividades industriales, lo primero que tenemos que hacer es estudiar la naturaleza de la actividad que allí se realiza para saber si necesitamos evitar una pérdida de calor o de frío o si tenemos que evitar el paso de cualquiera de ellos.

En términos generales podemos decir que los principales materiales que se emplean en las técnicas de calorifugado son los materiales porosos y fibrosos como es el caso de los paneles de lana de roca. El uso de este tipo de aislante debe respetar siempre la normativa del Código Técnico de Edificación que indica que de estos paneles deben estar compuestos por un 98% de basalto y un 2% de ligante orgánico.

La lana de vidrio es otro de los materiales utilizados en estos procesos de aislamiento. Aunque se trata de un producto natural, su aplicación se realiza a partir de filamentos de vidrio entrelazos por una resina de carácter ignífugo. Este material, además de aportar el consecuente aislamiento térmico que estamos buscando, también servirá para mantener el local más seco y libre de humedades.

Los paneles sandwich, los polímeros sintéticos o las chapas galvanizadas son otros de los materiales que empleamos en los aislamientos industriales con excelentes resultados. En Aislamientos Visalca estudiamos cada caso para aportar la solución que mejor se adapte a las necesidades de nuestros clientes.