Para disfrutar de un buen confort en el interior de una vivienda es fundamental contar con una buena protección. Como especialistas en aislamientos térmicos en Huesca podemos instalar diferentes materiales que garantiza que la temperatura de la vivienda se mantenga estable durante los meses de verano o de invierno. Aunque muchas personas no se dan cuenta, lo cierto es que los propietarios de una casa mal aislada terminan pagando unas facturas más elevadas.

Para empezar, cada grado que aumentamos la calefacción nuestro consumo se dispara en un 7%, por lo que es fácil que se vea en la factura. De ahí que se aconseje mantener la temperatura de la casa en los 21 grados en los meses de invierno. Sin embargo, con un aislamiento adecuado en los cerramientos y en las paredes, es posible ahorrar hasta el 50% de la energía que consumes en esa época.

Aunque esto suponga una inversión a corto plazo, que varía en función de los cambios que vayas a hacer, lo cierto es que se puede amortizar en un corto plazo de tiempo. En las viviendas con gas natural, la OCU estima que pueden ser necesarios 10 años para la amortización. En el caso de las calefacciones eléctricas el plazo se reduce a la mitad.

Si crees que tu casa tiene alguna pérdida de calor durante el invierno, nuestros profesionales pueden encargarse de hacer un estudio. En caso necesario nos ocuparemos de la instalación de los mejores aislamientos térmicos en Huesca para asegurarte una mayor eficiencia energética.

Pero en Aislamientos Visalca también realizamos trabajos para el sector industrial. Tenemos más de 20 años de experiencia en el sector y empleamos siempre materiales aislantes de gran calidad.