Como especialistas en la instalación de aislamientos térmicos, acústicos e impermeabilizantes, nos hemos referido en varias ocasiones en este blog a los problemas que se derivan de la aparición de humedades en el interior de las viviendas, pero en este artículo queremos llamar tu atención sobre las causas que provocan esas humedades. Sólo conociendo el origen de un problema como la humedad puede ponerse la solución más adecuada en cada caso.

Las humedades en las viviendas pueden tener tres orígenes bien distintos: La filtración, la condensación y la capilaridad. Las más comunes, y también las que son más sencillas de solucionar son las humedades producidas por la filtración del agua ya sea desde el exterior de las paredes o bien por la rotura de una de las conducciones existentes en el interior de ellas. En esos casos es necesario revisar los impermeabilizantes para localizar en qué punto y por qué motivo no han cumplido con su función.

Algo más complicadas de reparar satisfactoriamente son las humedades que se producen por la condensación del vapor de agua del interior de la vivienda. Los aislamientos térmicos de las paredes que lindan con el exterior no cumplen con su función y la pared está a una temperatura más baja que el aire que contiene, por eso se condensa el vapor de agua apareciendo la humedad. La solución más efectiva pasa por cambiar el aislante externo.

Por último, las humedades que aparecen desde la parte baja de la pared y van ascendiendo poco a poco por efecto de la capilaridad, son probablemente las más complicadas de solucionar pues será necesario actuar sobre la cimentación del edificio.

Ante la aparición de manchas de humedad en tus paredes, ponte en contacto con Aislamientos Visalca y te presentaremos las soluciones más eficaces.