A lo largo de nuestra dilatada experiencia hemos llevado a cabo la instalación de aislamientos térmicos en numerosas fábricas y naves industriales. El aislamiento de este tipo de construcciones poco tiene que ver con el que se realiza en una vivienda particular, principalmente porque la naturaleza de las actividades industriales que se realizan en su interior requiere de otro tipo de protección especializada.

El calorifugado industrial es una técnica consistente en aplicar una serie de aislantes específicos con el objetivo de disminuir las posibles pérdidas de calor o frío que perjudicarían el desarrollo de las actividades que tienen lugar en el interior de una nave industrial. Como expertos en aislamientos térmicos podemos decirte que, en resumen, el calorifugado industrial lo que consigue es dificultar las transferencias térmicas entre distintos puntos de las instalaciones de una fábrica en la que se requieran unas temperaturas mucho más extremas que las que hay en el exterior.

La aplicación de un sistema de calorifugado industrial mejora la seguridad y la protección del personal que se encuentra trabajando en la fábrica, evitando accidentes, especialmente por quemaduras.

También permite un importante ahorro del consumo energético de la empresa lo que en última instancia se traducirá en un notable ahorro económico además de una actitud más responsable y comprometida con el medio ambiente.

En Aislamientos Visalca contamos con múltiples soluciones en el sector del aislamiento industrial térmico como el calorifugado de líneas y equipos, válvulas, colectores… Todo ello orientado la máxima seguridad y protección en tu centro de trabajo.