En nuestro anterior post ya os hemos adelantado lo importante que es contar con buenos sistemas de aislamientos térmicos en una vivienda para garantizar nuestro confort en todas las épocas del año. En esta ocasión, vamos a hablaros de un problema concreto que puede surgir cuando nuestra casa no está bien aislada: las humedades.

Cuando una pared se llena de humedad no estamos sólo ante un problema estético sino ante un problema mucho más grave que puede afectar a nuestra salud, a la estructura de la vivienda y a nuestra economía.

La humedad crea ambientes insalubres que puede dar lugar a enfermedades como alergias, cefaleas, reuma o problemas respiratorios. La calidad del aire que respiramos en nuestro hogar viene determinado en gran medida por el nivel de humedad que tengamos en el ambiente, de ahí que contar con buenos aislamientos térmicos es fundamental para asegurar que nuestra casa no sufra un problema de humedad.

Por otro lado, la humedad va provocando un debilitamiento progresivo en las paredes, muros o pilares de una casa, afectando tanto a su estabilidad como a su estructura básica.

Lo mismo pasa con nuestros muebles  y objetos personales: la presencia de humedades en casa puede hacer que muchos de ellos se estropeen al producirse un problema de enmohecimiento.

Obviamente, todo lo que hemos dicho repercute en nuestra economía ya que nos podemos ver obligados a desprendernos de objetos en mal estado por culpa de la humedad a la vez que el consumo de calefacción y aire acondicionado también será mucho mayor si no contamos con un buen aislante térmico, por no mencionar los trabajos de albañilería y fontanería que podemos tener que contratar si las humedades se extienden por nuestra casa.

Para prevenir esto, lo mejor es que nos visites. En Aislamientos Visalca contamos con una amplia experiencia en la instalación de sistemas de aislamiento de líneas frías, calientes, chapas… Consúltanos tu caso y recibirás un tratamiento totalmente personalizado.